viernes, 14 de septiembre de 2007

con cariño

Hoy me apetece hablaros de mi amigo Dd, un tipo simplemente genial.
Era un buen compañero de trabajo (digo era porque ya no estamos en el mismo centro), de lo mejorcito que me encontré desde que estoy en la Administración pública (Ya año y medio y aún no me lo creo...).

Va por la vida sin ningún tipo de máscara, se muestra tal como es, y eso para mi es una gran virtud de la que muchos carecemos en los tiempos que corren.
Ya puede estar de lo más jodido que siempre tiene una sonrisa que ofrecerte y un chiste que, de tan malo, hay que reírse, siempre tiene buenas palabras para todo el mundo, aunque por dentro esté pensando lo gilipollas que eres, (ayer mismo, cuando fui a verlos, me recibió con el mejor de los piropos: “Vaya bombón que se acerca por ahí...” y eso levanta mucho el ánimo....) a veces dan ganas de achucharlo y mimarlo con toda la ternura.

Todos lo tratan (o tratamos) como si fuese un niño grande, suele ocurrir cuando la mayoría de tus compañeros de trabajo son del sexo femenino, pero cuando se tratan temas de cierta importancia es de lo más coherente y maduro.

Sólo coincidimos seis meses, pero durante ese tiempo iniciamos una especie de gran amistad de la que ambos no andamos muy sobrados.

Una de las últimas veces que hablé con él (tengo que decir en mi contra que casi siempre me llama él), le comenté que no me encontraba en mi mejor momento, pero no le dije el por qué, supongo que él cree que lo único que me tiene en este estado es la situación familiar, de la que tiene conocimiento. La verdad es que me da un poco de miedo?? contarle todo lo que me pasa, porque en ocasiones me da la impresión de que él quiere algo más que amistad.

En algún momento llegué a creer que yo también, pero estaba equivocada, sólo era una excusa o un nuevo recurso, para dejar de pensar me voy a quedar sola el resto de mi vida, y no quiero que él pase por todo lo que yo estoy pasando, porque a pesar de parecer que siempre está de buen humor, es super-sensible y le afectan demasiado las cosas.

Sé que él también se siente solo, pero ya se sabe, en el amor, no somos los dueños de nuestros sentimientos.....

3 comentarios:

Cecilia dijo...

Hola, por casualidad también he tocado el tema de la amistad en mi blog. Si te dan ganas te invito a pasar. Por otra parte iba a dejarte una frase de otro blog (unapepina.blogspot.com) que me pareció muy atinada, y los comentarios que han hecho sobre ella, muy jugosos: "Un mal segundo puede durar una eternidad
y una eternidad de amor puede pasar en un segundo."
saludos

teatrera dijo...

Vaya, me resulta un poco contradictorio. Dices que no tiene ningún tipo de máscara, pero también que siempre tiene palabras agradables aunque piense de forma distinta.
No sé, no sé. Igual lo he entendido mal.

muchachadeojostristes dijo...

Sí, a lo mejor es que me explico mal, no es que piense de forma distinta a como habla, sino que para animar le da la vuelta a la historia.
(Uf, me explico como un libro abierto....)
besitos

 
Elegant de BlogMundi