domingo, 4 de enero de 2009

lecturas 2008 - XXXIII (y fin)

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Stieg Larsson)
Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas ni a los mensajes de Mikael, que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Lisbeth se cura las heridas de amor en soledad, aunque intente distraer el desencanto mediante el estudio de las matemáticas y con ciertos placeres en una playa del Caribe.
¿Y Mikael? El gran héroe vive buenos momentos en Millenium, con las finanzas de la revista saneadas y el reconocimiento profesional por parte de los colegas. Ahora tiene entre manos un reportaje apasionante sobre el tráfico y la prostitución de mujeres procedentes del Este que le ha propuesto Dag Svensson, periodista de investigación, y su mujer, la criminóloga e investigadora de género Mia Bergman.
Las vidas de los dos protagonistas parecen haberse separado por completo, pero entretanto... una muchacha, atada a una cama, soporta un día tras otro las visitas de un ser despreciable y, sin decir palabra, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo.

.
Así empieza...
Prólogo
Estaba amarrada con correas de cuero en una estrecha litera de estructura de acero. El correaje le oprimía el tórax. Se hallaba boca arriba. Tenía las manos esposadas a la altura de los muslos.
Hacía mucho tiempo que había desistido de todo intento de soltarse. Se encontraba despierta pero con los ojos cerrados. Si los abriera, sólo vería oscuridad; la única luz existente era un tímido rayo que se filtraba por encima de la puerta. Tenía mal sabor de boca y ansiaba lavarse los dientes.
Una parte de su conciencia aguardaba el sonido de unos pasos que anunciaran su llegada. Ignoraba qué hora de la noche sería, pero le parecía que empezaba a ser demasiado tarde para que él la visitara. Era como si una máquina se hubiese puesto en marcha en algún lugar del edificio. Unos segundos después ya no estaba segura de si se trataba de un ruido real o de si lo había imaginado.

2 comentarios:

nandara dijo...

¡¡Feliz año nuevo, muchachadeojostristes!!

La trilogía del milennium, una maravilla. El tercero sale para el verano y espero ansiosa poder leerlo. El segundo aún me pareció mejor que el primero, ¿Y a tí?
Salud. :)

muchachadeojostristes dijo...

no se cual de los dos me pareció mejor, pero no podía parar de leer, hacía tiempo que no me enganchaba tanto un libro.
Buf, y ahora a esperar al verano todavía.....
Y lo peor, es que ya llevo tres empezados, porque no era capaz de que me engancharan, me aburría.
Lo estoy intentando con otro de Fred Vargas, que también es novela negra
besitos, ah, y feliz año también

 
Elegant de BlogMundi