viernes, 23 de abril de 2010

el tiempo, que gran sabio



Al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio
Despues de unos dias bastante desagradables, porque mi "no compañera" casi no me daba ni los buenos dias, parece que se va calmando

El caso es que despues de encapricharse con el horario, y no querer ni librar los viernes por la tarde, como venia haciendo con la "sustuida", decidio bajar las orejitas y proponerme librar ella los viernes y yo los lunes (ambas por la tarde)

Ademas, el sabado dia 15 que, en teoria deberia trabajar ella, tiene no se que compromiso y tambien me pidio si se lo cambiaba y yo, por supuesto, que no estoy en esta vida para joder a nadie (mientras a mi no me jodan...), no le puse ningun problema
Asi que ahora, incluso me comenta temas que no tienen nada que ver con el trabajo

Eso si, se va a pedir 15 dias de vacaciones en una fecha que me perjudica mi vida personal, ya de por si perjudicada, pero bueno, como dije en otra entrada anterior, no voy a trabajar para hacer amigos, y menos aquellos con los que hay que tener mucho cuidado

P.D: mis disculpas por la falta de acentos, especialmente a Juan, es que este teclado se volvio un poco loco

2 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Sí, las cosas caen por su propio peso... Todos hemos necesitado alguna vez un favor de un compañero y por eso siempre es conveniente no ir por la vida fastidiándoles...

Y nada que disculpar, que ya sé que no se puede hacer frente a un ordenador loco... Si es que al final se van a rebelar y dominar el mundo...

simplemente yo dijo...

Pues sí al final el tiempo pone a cada uno en su sitio y creo que tu actitud es más que loable y coherente. Besos

 
Elegant de BlogMundi