jueves, 4 de octubre de 2007

mi actitud


Estoy completamente sorprendida de mi actitud ante la tristeza.
¿Será que me estoy acostumbrando a ella? No, no quiero, no soporto la resignación.
¿Será que estoy entrando en eso que llaman madurez? no, no lo creo, no tengo una actitud madura ante esta "pseudorelación" que parece llegar a su fin.
¿Será que los buenos momentos equilibran los malos? no, los malos pesan más
¿Será que estoy tan agobiada como para que ya todo me dé igual? tampoco, no todo me da igual.
Me gustaría saber el por qué de esta actitud, más que nada para aprender para futuros desengaños...

7 comentarios:

Menganita dijo...

Yo estoy tan triste que no puedo ni reflexionar acerca de mi propia tristeza.

La interrogación dijo...

Es un proceso natural. Si no, tu cerebro se volvería loco. Se tiende a equilibrar para poder sobrevivir y sí, estás aprendiendo para futuros desengaños.
Besos y ánimo.

monica dijo...

es un proceso...la tristeza acabará dejando paso a los buenos momentos, todo es cuestión de tiempo y de etapas...

Besos

dunna dijo...

Ánimo, después de ese proceso seguro que vendrá el proceso de resucitar!

muchachadeojostristes dijo...

Ojalá tengais razón, me gustaría estar contenta otra vez...
besitos

Silvia dijo...

Se te pasará, toda ruptura necesita un tiempo de asimilación y con algo de tiempo te va a pesar más lo bueno, seguro.
Besos

muchachadeojostristes dijo...

Sí, no se cuando, pero se que se me pasará, el problema vendrá cuando me vuelva a llamar,porque casi estoy segura de que lo va a hacer. Y lo peor, es que yo voy a decir sí.
besitos

 
Elegant de BlogMundi