lunes, 8 de octubre de 2007

¿estoy contenta?


Estoy jodida, muy jodida, pero un poco contenta.

Vereis, como ya dije en algún momento estaba casi segura que Fk volvería a llamar, y lo hizo, vaya si lo hizo, pero voy a irme un poco atrás para aclarar un poco:

Hace algo así como 3 semanas, un domingo que decidí apagar el móvil y aislarme del mundo, me fui, como muchas otras veces, al puerto a estudiar mis opos y sobre las 9.30 ir al cine (tengo que desplazarme unos 20 km), estaba dispuesta a no mirar el móvil en toda la noche, esperaba su llamada y no quería caer en la tentación de volver a estar con él.

Pero de pronto, su coche azul aparcó a mi lado (me había pillado...), le abrí la puerta del mío y entró. Su intención, según dijo, era ir a ver la final de baloncesto, por lo que yo le contesté muy segura que iba a ir al cine, y no le debió gustar mucho que no me importase nada lo que él iba a hacer que me propuso dejar los planes de ambos para irnos juntos a "dar una vuelta" (ahora se le llama así).

Después de varios tira y afloja y haciendo gala de mi inseguridad, cobardía o como deba definirlo, accedí, tras decirme que un día por la semana vendría conmigo al cine.

Llegó el miércoles y le envié el mensaje prometido para quedar para ir al cine y sí, vino, es un hombre de palabra, pero durante toda la noche tuve la sensación de que lo hacía obligado (no se si fue sensación mía o efectivamente venía obligado).

Y hasta ayer que, como no quería volver a caer, volví a decidir ir al cine y no apagar el móvil, yo quería decir NO, pero con la diferencia de que me fui con más de 2 horas de antelación, así, si llamaba no iba a caer en el mismo error (se puede decir que hice trampa, pero hubiera caído).

Así que a las 9.00 recibí esa llamada:

-Hola ¿qué haces?

-Nada, estoy en C, voy al cine.

-Ah, ¿qué vas a ver?

-Pues aún no lo sé, "7 mesas de billar francés" o "La señal", cuando llegue lo decidiré.

-Ah, pues... ¿a qué hora es el cine?

-A las 10.15 (esperaba la pregunta: ¿Y que haces ahí tan pronto?, pero no la hubo. También tenía la respuesta, pero no la necesité, aunque sé que, después de lo de la última vez, se que la hará)

-Bueno, pues ya nos veremos.

-Sí, ya nos veremos

-Que disfrutes la peli

-Sí, gracias, lo intentaré

Me quedé bien jodida, incluso una lágrimita corrió por mi mejilla, pero me repuse y, cuando llegó la hora entré en el cine (me decanté por "La señal"), pero no podía dejar de pensar en las consecuencias que va a acarrear esto, si lo va a tomar como un No para siempre, si va a volver a intentarlo, si seré capaz de volver a decir NO (aunque sea con trampa) o qué va a pasar, ya que aún no me hago a la idea.


P.D. : la peli me decepcionó un poco, así que esta semana iré a ver la otra.

10 comentarios:

Silvia dijo...

Hola guapa, que tal estás??? espero que un poco mejor a pesar de que aprender a decir No¡¡¡ es una de esas cosas que parece sencilla y que cuesta mucho.
Cuidate, vale??
Muchos besos

>>> Lolylla >>> dijo...

Dominó la razón al corazón, ánimo y adelante

Un abrazo ;)

muchachadeojostristes dijo...

Gracias a las dos, pero no me quiero engañar, todavía no aprendí a decir NO, sino que hice trampa, veremos la próxima vez, ya os contaré.
Eso sí, estoy mejor
besitos

dunna dijo...

Ánimo, lo estás consiguiendo!

Pablo dijo...

Hola!.
Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario, ya lo publique.
Como fue que llegaste a el?.
Muchas Gracias.
Pablo
www.unblogparapensar.blogspot.com
www.loencontreenlaweb.blogspot.com

muchachadeojostristes dijo...

Hola Pablo, hace poco tiempo que te visito, pero desde luego que a veces sí haces pensar.
Supongo que llegué a tu blog a través de cualquier otro de los que visito.
Gracias por la publicación
besitos

Berenice dijo...

Todo sobre lo escrito. Todo sobre lo que está por escribir.

Entra, disfruta y participa en: LA PALABRA OLVIDADA

Nuevo blog, mezcolanza de todos.

http://www.lapalabraolvidada.blogspot.com

Tango para los amigos dijo...

Gracias por agregarnos a tu site y felicitaciones por el tuyo
A.L

tangoparalosamigos@yahoo.com.ar

Orleans dijo...

Sabes por qué no dices NO?porque en el fondo no quieres.En muchas ocasiones lo decimos en alto para darnos fuerza...pero sabemos que volveremos a caer...da igual como modifiquemos las pequeñas pistas...el camino está trazado más allá de los arbustos.
Que te sea leve el disgustín.

muchachadeojostristes dijo...

Gracias orleans, sí, tienes razón, no quiero decir NO, pero de alguna manera tengo que solucionarlo...
Yo tenía un amigo que siempre decía: ¡Dios proveerá! (era ateo), y todavía tengo esa esperanza...
besitos

 
Elegant de BlogMundi