domingo, 21 de febrero de 2010

caídas


hola

hoy, a pesar de tener mucho que hacer (estudiar fundamentalmente), tenía ganas de ir a ver el partido de mi sobrino

no es que me encanten los deportes, pero me gusta ir a verlo de vez en cuando, es cierto que se libera adrenalina
no, no voy a hablar de deportes, tranquis...

al salir, me encontré con una amiga que llegaba porque su hijo también jugaba y me paré un par de minutos a hablar con ella, cuando me di cuenta de que mi hermano ya estaba saliendo del recinto, me apuré, no quiero mentir, salí corriendo, cuando, no sé qué coño les pasó a mis piernas que parecieron mi peor enemigo y me caí como hacía tiempo que no lo hacía


nada grave, pero ¡uf! como duele ahora que ya pasaron unas horitas...

2 comentarios:

NV BALLESTEROS dijo...

Se vale sobar....Sana, sana colita de rana.....


Besos

simplemente yo dijo...

Ay mi niña pobre tú. Yo soy muy patosa y suelo caerme, lo bueno es que aunque me duela, suelo reírme mucho. Besos

 
Elegant de BlogMundi