miércoles, 19 de agosto de 2009

en la playa

no quiero generalizar, pero ¿por que los tíos se creen que a la gente que estamos tranquilamente pasando un rato en la playa nos interesa lo bien o mal que juegan al futbol?
.
si no ¿por qué lo hacen en el medio y medio de la playa, sin importarles la gente que tienen alrededor?
.
¿es necesario gritar como energúmenos para darle pataditas a un balón? (bueno, ojalá fuesen pataditas...). ayer con mi Mp3 a todo volumen, sólo oía alaridos de tíos fuera de sí
.
¿por qué cuando llega la pelotita a mi toalla se sienten con el derecho de que se la pase? ¿para no pedir disculpas por el balonazo que acabo de recibir?
.
creo que con este tema me repito todos los años, pero es que creo que no tienen respeto por nada ni por nadie
.
¿considerais que sería poco respetuoso por mi parte llevar una navajita y rajar aquel baloncito, pelotita o similar que acabe en mi toalla?
.
no se por qué me empeño en luchar contra los elementos...
.
P.D: si me tocase la lotería me compraría una playa y prohibiría todo tipo de deporte de machos...

3 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me ha hecho gracia lo de los deportes de machos, je, je, je...

Te entiendo perfectamente (a pesar de ser futbolero, que nada tiene que ver una cosa con la otra...), pero no sólo por esto, sino por el comportamiento en general de la gente en espacios públicos. El respeto a los demás brilla por su ausencia, da igual que tengas que tragarte la música que oye el de al lado, el humo de su cigarrillo, el balón con el que juegan o lo que sea. La gente es muy egoísta. Ánimo.

simplemente yo dijo...

A mí me pasa como a ti... además me da miedo la pelota.. así q... te entiendo. Besos http://curandoelcorazon.blogia.com/

Cora dijo...

Ufff, qué razón tienes... ayer mismo me dieron ganas de practicarle a un par de grupillos una colonoscopia con objeto esférico...y fue aún mejor la semana pasada, que estaba un tío de unos 40 años jugando con sus críos al futbol y repartiendo balonazos a diestro y siniestro, luego dirán que los críos salen maleducados, si ya el padre les inculca ese respeto... (eso sí, ése tuvo su castigo kármico, que uno de los churumbeles accidentalmente le metió un balonazo en una zona bastante delicada y lo dejó tumbado y quietecito un buen rato...)

 
Elegant de BlogMundi