miércoles, 9 de enero de 2008

síndrome postvacacional...


Después de casi 20 días de "vacaciones", llegó el fatídico día de volver al trabajo.

Lo peor no fue volver al trabajo, sino volver a ver a ese compañero de trabajo que me produce algo así como un odio visceral que no soy capaz de superar.

- no sabe trabajar en grupo (imprescindible en este caso)
- se mete en conversaciones privadas que no le incumben
- si hace algo mal no es capaz de reconocerlo (Yo no he sido....)
- pelota
En una palabra: Insoportable....

3 comentarios:

m dijo...

al parecer estamos en la misma situación: lo que más lamentaba de que acabaran las vacaciones es que iba a ver a esa persona que tanto odio... (en mi caso chica). pensé que con el nuevo año habría cambiado algo, aunque fuera solo un poco... pero no. sigue igual que siempre o incluso peor.
ay, con lo bien que estaba yo de vacaciones...
supongo que habrá que alegrarse porque también he vuelto a ver a gente a la que quiero, que también es importante.

muchachadeojostristes dijo...

sí, m, lo bueno fue ver al resto.
pero lo que más me molesta es que está condicionando mi actitud en el trabajo.
quisiera pasar, pero su sola presencia me molesta
besitos

m dijo...

jaja! te comprendo perfectamente. me parece que aunque simplemente tosiera me molestaría... yo creo que esto no me había pasado con nadie más (por suerte). en mi opinión 6 horas seguidas al día con ella son demasiadas...

 
Elegant de BlogMundi